YUNG BEEF, MACHISMO Y LIBERTAD DE EXPRESIÓN: » y me quedan 3.000 pa´ quemar» 🤙🏻

Y me quedan 3.000 pa´ quemar: Yung Beef, machismo y libertad de expresión

El vídeo en el que Yung Beef quema un billete mientras dice “y me quedan 3.000 pa´ quemar” baila por toda la red acompañado de los memes. Pero este acto es solo uno dentro de los muchos que componen la tragicomedia en la que vivimos.

El poder siempre ha querido censurar a los artistas porque son capaces de modificar la mentalidad y provocar vuelcos significativos. Los tiempos cambian y en la época de internet no es tan fácil decir “esto no”. El truco es convencer a un gran número de gente para que grite y así nadie se atreva a levantar la voz.

El famoso vídeo se gesta antes del concierto en Torrelavega: algún proceso de youtuber local preguntándose cómo pueden apoyar a Yung Beef mujeres que se respeten a sí mismas 😷, algún proceso de alcalde local asegurando a los medios que Fernando “jamás cantará en la ciudad ninguna de sus canciones con letras degradantes para las mujeres” y todo ello engordado por los periódicos locales. Un ridículo intento de censura.

Los relatos de lo que pasó durante el concierto se entremezclan y todo se empapa de un niebla de leyenda que hace difícil separar la rumorología con la verdad 🌜. Los organizadores aseguran que Yung beef no interpretó ninguno de los temas censurados por el Ayuntamiento, pero las fuentes locales, y los vídeos, me hablan de otra cosa.

Me hablan de un vaso mágico que aprendió a volar y de un micrófono que desapareció cuando el Seco lo acercó al público para que cantase y que Hakim tuvo que bajar a recuperar haciendo gala de la cordialidad que se merecía el momento (Gracias Hakim  🙏).

Pero sobre todo y sobre todos, me hablan de que Yung Beef hizo un discurso en medio del concierto diciendo que hay que luchar contra el machismo y criticando a la política mientras miraba hacia los dirigentes que habían hecho acto de presencia para cerciorarse de que todo iba a salir según lo previsto 😁. Fernando quemó la sala y cantó Beef boy, una de las canciones que se rumoreaba que estaban vetadas.

Al final del concierto y en una sala privada, dos chicas van a pedirle explicaciones y es entonces cuando Fernando suelta la ya legendaria frase mientras quema un billete 🔥🔥. El resto es historia: las cuentas de memes y trap locales como @memelavega hacen públicos los vídeos y cuentas como la de @elprinciideledit se hacen eco y comienza el festival de memes.

Pero vayamos a lo importante:

Los políticos no deberían de educar en gustos musicales 😤 ni elegir a los artistas en función de si su mensaje es más o menos políticamente correcto (nunca mejor dicho). Deberían hacerlo en función de los gustos de los ciudadanos que para eso son los que pagan los impuestos. De lo contrario, nos quedará un arte previsible, apesebrado o que, sin ser ninguna de las anteriores, se ve forzado a autocensurarse para estar en los medios 🙁. Menuda tangana ¿eh?

-Oh, pero es que puede haber menores escuchando esas canciones. 🙋

Los menores pueden legalmente tener relaciones sexuales, abortar, emanciparse, casarse, trabajar… y muchas otras decisiones más determinantes que elegir qué tipo de música quieren escuchar.

En cuanto al trap, me parece que, si fuese un neocensor 👺, hay temas mucho más atractivos para meter el tijeretazo como puede ser el consumo y tráfico de drogas o las agresiones. Curiosamente no se suele poner el foco en ellos. ¿Será porque no tienen en contra grupos de poder mediáticos, políticos y sociales con grandes intereses creados?

via GIPHY

Además, ¿por qué puta es un término peyorativo?

¿Por qué no se ve como una forma para visibilizar una profesión tan respetable como cualquier otra?

No me quiero meter en otro fregado tan rápido porque aún no se ha secado este 🐣 . Pero hay sectores del feminismo que defienden que las mujeres y solo las mujeres deben elegir qué hacer con su cuerpo y esto incluye los vientres de alquiler y la prostitución.

Sí, querido lector lo estás entendiendo. No vale con decir “sí señora” a todo lo que emane de los políticos y medios de comunicación. Vas a tener que mojarte.

🔥🔥 Al que no le guste, solo me queda decirle que me quedan 3.000 pa´quemar. 🔥🔥

Y es que esta sencilla frase está encendiendo las redes a base de memes porque Yung Beef dice mucho más.
Habla de que va a seguir haciendo lo que quiere y cómo quiere, pasando por caja o subiéndose encima si hace falta. Lo cuál es digno de apoyar.

Y eso es lo que de verdad le preocupa al poder, artistas con valentía para ejercer su libertad de expresión que se pueden alquilar, pero que no se venden.
Todos tenemos parte de responsabilidad. O apoyamos la libertad de expresión de los artistas o les dejamos caer. Yo ya me he decidido.

[skin-wave-divider position=»horizontal» align=»left» color=»#e89300″ animate=»true»/]

Nosotros apoyamos la libertad de expresión ¿Y tú? 

[skin-social-profiles align=»center»/]


#WAG1MAG
¡Síguenos en redes!

WAG1 club

♨️ Forma parte de WAG1 club y no te pierdas ninguna noticia ♨️