URBAN FEST

VELVET UNDERGROUND, medio siglo siendo un ICONO

Su aventura duró menos de cinco años, produjo sólo cuatro álbumes “oficiales”, comercialmente desafortunados, prácticamente todos sus conciertos tuvieron lugar en la ciudad de Nueva York, con continuos cambios en la formación; en suma, todos estos ingredientes pintan un experimento fracasado.

Sin embargo, The Velvet Underground se ha revelado con el tiempo como una de las bandas más importantes de la historia del rock. Sus letras oscuras y perversas y su sonido crudo, experimental y, en definitiva, innovador, marcaron un antes y un después.

El espíritu poco convencional y anarquista de la banda continuaría errando e inspirando. Gracias a él nacerían, entre otros iconos de la música, The New York Dolls, Patti Smith, Wayne County, Television, Ramones o Talking Heads, extendiéndose a lo largo y ancho de Estados Unidos y también al otro lado del océano.

Su influencia marcó el nacimiento de formaciones tan distintas entre sí como The Modern Lovers y Roxy Music y estimuló a buena parte de la new wave británica entre los años setenta y ochenta.

Aún a día de hoy pueden detectarse las lecciones de The Velvet Underground.

🍌

«No existe la más mínima posibilidad de que una persona cuerda pueda comprar o escuchar este disco” (Respuesta del departamento artístico de la discográfica Columbia al escuchar por primera vez el álbum The Velvet Underground & Nico)

🍌

Nueva York, 1964. Lewis Allan (Lou) Reed y el galés John Davies Cale deciden tras coincidir en un trabajo por encargo darle forma a un nuevo proyecto que fusionara sus preferencias musicales ligadas al avant garde, la experimentación y el rock de garaje, al cual bautizaron The Primitives. Rápidamente sumaron al proyecto a un compañero de facultad de Reed, el guitarrista Sterling Morrison y al compañero de piso de Cale, el percusionista Angus MacLise. Tras probar varios nombres, como The Warlocks o The Falling Spikes, decidieron finalmente llamarse The Velvet Underground, en honor a una polémica novela de los 60 dedicada a relaciones sexuales de dominancia y sumisión, lo cual, conceptualmente, venía como anillo al dedo a las historias sobre sadomasoquismo, dealers y prostitutas de Reed.   

En julio de 1965 preparan una demo con la intención de hacérsela llegar a Mick Jagger, vía Mariane Faithfull. Al conseguir su primer concierto en un colegio, como teloneros de la banda de pop garaje The Myddle Class, MacLise abandonó el grupo. Tachó a sus compañeros de vendidos. 

En reemplazo de MacLise entró Maureen «Mo» Tucker, la hermana menor de un amigo de Morrison. El ingreso de Tucker trajo nuevos aires al sonido de la banda, agregando alguna que otra influencia tribal.

La nueva formación llamó la atención del mismísimo Andy Warhol, quien comenzaría a llevarles la carrera y los haría participes de su Exploding Plastic Inevitable, una serie de eventos multimedia. La influencia del artista y cineasta en las altas esferas los hizo conseguir un contrato discográfico para la grabación de su álbum debut. Warhol sugirió que la modelo y estrella de la Factory, Nico, debía cantar en la banda.

En The Velvet Underground & Nico la recién incorporada cantante alemana terminaría siendo la voz principal en tres tracks del disco: Femme FataleAll Tomorrow’s Parties y I’ll Be Your Mirror, además de ponerle los coros a Sunday morning.

El disco fue grabado en tan solo cuatro días, más algunas sesiones posteriores adicionales, a un coste no superior a los 3000 dólares en los estudios Scepter de Nueva York. 

Warhol diseñó la mítica portada, que en su edición original contaba con un dispositivo que permitía pelar el plátano y descubrir qué se escondía debajo (otro plátano). En la tapa se leía: Peel slowly and see.

The Velvet Underground & Nico finalmente vio la luz en marzo de 1967, y de inmediato provocó cierta controversia en la acotada escena musical neoyorquina de aquel entonces. Por un lado presenta melodías fáciles y de alta sensibilidad, mientras que por otro muestra un costado experimental.

De todos modos, el rasgo más particular del álbum está dado por la lírica de Reed, que toca temas tan poco tratados en el rock de la época como el submundo de los dealers (en “I’m waiting for the man”), el sadomasoquismo (en “Venus in Furs”) y las drogas duras (en la insuperable “Heroin”). Como era de suponer, el disco tuvo muy poco éxito a nivel comercial, debutando en el puesto 199 y alcanzando como posición más alta la 177.

Poco tiempo después tanto la banda como Nico y Warhol tomaron caminos separados. Nico comenzaría su carrera en solitario con el álbum Chelsea girl. La cantante murió trágicamente en el año 1988, en un accidente en Ibiza.

Velvet Underground sacaría un disco más junto a John Cale para luego seguir adelante, primero con el liderazgo de Lou Reed y posteriormente bajo el mando del reemplazante de Cale, el guitarrista Doug Yule, ya sin ningún miembro original en sus filas y sin una migaja de la magia de antaño.

The Velvet Underground & Nico marcó una base fundamental para el desarrollo de los movimientos punk y góticos que se desarrollarían años más tarde.

Medio siglo después su influencia sigue vigente. Solo es cuestión de descubrir qué hay debajo de la cáscara de plátano.

 

WAG1 club

♨️ Forma parte de WAG1 club y no te pierdas ninguna noticia ♨️