URBAN FEST

tu APARIENCIA también es POLÍTICA y te contamos POR QUÉ

blonde-hair-inspo-wag1mag Vía Designspiration Imagen Jess Bonham

Existe un lenguaje inefable.
💥💣 El más explícito y auténtico de todos.

Cuando dejamos que la imagen hable por nosotros, no hay lugar para el engaño.

La sociedad actual hunde sus cimientos en un conjunto de paradojas. La mayoría se centran en el carácter visual que ha adquirido nuestra existencia. Ahora una instantánea lo es todo. 👁🔥 Vehículo de comunicación, pero también un acto comunicativo en sí mismo. Por tanto, aunque nos empeñemos en repetir que las apariencias no importan, que hemos evolucionado y por ello somos capaces de mirar más allá, lo cierto es que EL JUICIO nunca estuvo tan presente. 🚫☣

¿Cuál es el origen de nuestra sentencia? ¿Cómo hemos construido esa visión según la que censuramos por un lado y premiamos por el otro?

Es muy probable que la ideología 🔎💡 esté en el origen de todo.

En el siglo XVIII ideología no significaba más que una abstracción de la realidad, que pocas veces trascendía los ambientes académicos. Sin embargo, con los cambios posteriores, política e ideología fueron asimiladas como un concepto único que regía la vida de cada individuo. 

⚡Y así es como llegamos a la conocida afirmación «todo es político». 👽

Hoy en día estas palabras tienen más significado que nunca. Vestir es político, puesto que la decisión de compra o no en grandes plataformas de la industria del fast fashion tiene detrás una fuerte convicción ideológica. 😈😵

Comer también es un acto político.  🐷🍕🐥 El consumo de productos veganos, va más allá de la alimentación, pero este primer paso hacia la sostenibilidad siempre está respaldado por unos ideales concretos. Porque no, no es una moda, aunque la industria lo promocione como tal. Va más allá. Se trata del futuro de todos. Y rebajar ese porvenir a la categoría de meme, dista mucho de la concienciación que se necesita para conseguir un CAMBIO REAL. ☘🚀

En muchas ocasiones, la transformación tiene que ver con la propia imagen. 💔💆 Pero no solo desde lo externo, sino que comienza con tu consumo. 💘💎 Eso es lo que defiende el movimiento No-Poo, creado por Lorrain Massey, quien aboga por reducir el consumo de champús producidos en serie al afirmar que su uso excesivo supone un perjuicio para la salud capilar.

Pero tras esto hay mucho más. Los derivados del petróleo, especialmente sustancias como las siliconas, y el alcohol, generan daños en la salud, tanto a medio como largo plazo. ☠🤐 Otro problema es el de los envases, la mayoría de plástico, y que compramos sin cesar, ya que, admitámoslo, el uso productos sólidos o sin packaging aún es minoritario. Finalmente, están los fabricantes. Son las grandes marcas e industrias, muchas de ellas catalogadas como las más contaminantes del planeta, las que están detrás de los productos cosméticos más demandados. 👾👿

Es aquí donde entra en juego la dimensión política de la cuestión. Omitir el consumo o variar nuestra apariencia adquieren entonces un carácter ideológico. ¿Qué puede resultar poco efectivo y seremos catalogados como  locxs o alarmistas? Probablemente.

Sin embargo, es la demanda la que en muchas ocasiones crea la oferta, por tanto, nuestros hábitos de consumo, respaldados por los valores que promulgamos, pueden cambiar la tendencia. 👻💥

Y así en todos los aspectos, pero el de la imagen personal y el autocuidado son los más evidentes.

¿Qué opinas? ¿Conoces otras tendencias de consumo alternativo? ¿Eres siempre fiel a tus ideales?

¡SÍGUENOS PARA NO PERDERTE NADA!

WAG1 club

♨️ Forma parte de WAG1 club y no te pierdas ninguna noticia ♨️