URBAN FEST

TRABAJOS SORPRENDENTES que la TECNOLOGÍA se llevó 😱

Hablamos sobre los trabajos que la TECNOLOGÍA se llevó.

Todos tenemos en mente trabajos que poco a poco han ido desapareciendo o que están a punto de hacerlo.

Los videoclubs fueron cerrando a medida que se iban abriendo las webs de descargas, los operarios de muchas fábricas se han sustituido por robots 🏭 e incluso muchos camareros se han visto sustituidos por máquinas de bebidas en algunos restaurantes de comida rápida.

Y hasta los supermercados están desapareciendo como os contamos:

el PRIMER SUPERMERCADO sin cajas ni cajeros por AMAZON🍏 🍱

Dicen que la historia se repite y hay otros trabajos que también sufrieron el mismo destino. Unos cuantos son difíciles de creer.
Vamos a ver algunos de ellos:🤩

via GIPHY

Despertadores humanos

Con la llegada de la industrialización, muchos trabajadores tuvieron que empezar a despertarse a una hora determinada. Los despertadores recorrían las calles golpeando las puertas o ventanas de estos 😯 y no paraban hasta que estos se levantaban. En ocasiones también disparaban a las ventanas con unas pequeñas cerbatanas.

Lector de fábrica

Los trabajadores, quizá después de levantarse con los golpes de los despertadores 😁, acudían a las fábricas. Aquí aparecía uno de los trabajos más sorprendentes: el lector de fábrica. Este consistía en leer literatura o noticias a los empleados para entretenerles mientras realizaban sus tareas.

via GIPHY

Faroleros:

Eran los encargados de encender y cuidar de los faroles cuando todavía no existía la luz eléctrica 🌆. También se dedicaban a atrapar ladrones, avisar cuando había un fuego en una casa o llamar a un médico cuando algún vecino lo necesitaba. Se comunicaban entre ellos pasándose la palabra, porque no debían alejarse demasiado de los faroles que tenían asignados.

Resurreccionistas:

Este no es uno de los trabajos que desapareció por la tecnología, pero es uno de los más fascinantes. En el siglo XVI las escuelas de anatomía competían entre ellas para mantener a los alumnos pero a todas les faltaba una cosa: cadáveres para diseccionar. Solo se podía practicar en determinados cuerpos como los condenados a muerte o los suicidas.

via GIPHY

Pronto nacería este oficio ilegal que se nutria de la muerte de otros, cuanto más reciente mejor. Los resurreccionistas recorrían los cementerios Londinenses con un saco a la espalda para desenterrar cadáveres y vendérselos a las escuelas de anatomía.

¿Crees que desaparecerán más trabajos?

[skin-wave-divider position=»horizontal» align=»center» color=»#4c05f2″ animate=»true»/]

 

 #WAG1MAG
¡Síguenos en redes!

[skin-social-profiles align=»center»/]

 

WAG1 club

♨️ Forma parte de WAG1 club y no te pierdas ninguna noticia ♨️