URBAN FEST

¿sabes POR QUÉ te cuesta tanto «NO HACER NADA»? 😈

hacer-nada-wag1mag Vía Pexels

Durante la cuarentena nos dimos cuenta de una cosa.

👽👾 El dolce far niente es todo un arte.

Y estar largos períodos sin «hacer nada» requiere un esfuerzo para el que no estamos preparados. Es algo biológico. No nacemos programados para vaguear más de la cuenta. 🔥🎆 Por eso, a pesar de que las recomendaciones parecían sencillas, a muchos les generó ansiedad la nueva situación en el hogar.

Parecía muy sencillo al principio. Como unas vacaciones decían algunos. Por fin ibas a tener tiempo para hacer todo aquello que estabas retrasando mes tras mes.

👻🤖 Sin embargo, la realidad fue bien distinta, y tiene un motivo.

Prosperamos en la actividad, en el sentirnos útiles, sabiendo que el esfuerzo nos llevará hacia algo mejor. O al menos, buscamos el equilibrio entre estar ocupadxs y poder descansar. 💬💭

💥👉 A pesar de que muchas veces buscamos la opción fácil, el camino de menor resistencia, el acceso directo al éxito, esto no suele ser lo habitual a largo plazo. Porque después de todo, lo fácil es vacuo y pierde valor. Por ello, nos enorgullecemos de nuestros pequeños éxitos en cuanto a productividad.

No siempre es así, está claro, pero esa esta tónica que marca casi la totalidad de la vida en los seres humanos.

¿DÓNDE QUEDA ENTONCES LA PEREZA?

Debes tener en cuenta que cualquier tipo de trabajo o esfuerzo implica cierta tensión mental y física, por lo que lo lógico sería evitarlo siempre que fuera posible. Y a veces hacemos exactamente eso.

👁💔💫 Dicha conducta se conoce como la Ley de Zipf (ley del mínimo esfuerzo), una norma de la que podrías pensar que nadie está tentado a romper. Pero la quebrantamos constantemente.

Y es aquí donde Michael Inzlicht, de la Universidad de Toronto, habla de la paradoja del esfuerzo, describiéndola como esa alegría intrínseca del esfuerzo que nos proporciona tanto placer que no tomamos el atajo. ⛓🔫🔮

Por ello muchas veces preferimos pasar horas pensando antes de resolver un crucigrama o cualquier acertijo matemático, cuando lo más sencillo sería buscar en Google. Pero eso le quita la emoción y el riesgo.

✨🎈 Más allá de nuestras características biológicas lo cierto es que nos movemos en un mundo que exige altas dosis de productividad desde edades muy tempranas.

De niños, a través de la experiencia y la persuasión, se nos enseña que el esfuerzo conduce a la recompensa y, con el tiempo, esto nos condiciona a disfrutar el esfuerzo por sí mismo. Esto se conoce como laboriosidad aprendida. 🆘🚷

Pero en ocasiones esta laboriosidad se obtiene mediante presiones, cuando el «hacer nada» se castiga y entonces somos incapaces de vivir de otra manera.

💔💟 Por tanto, ¿qué es aprendido y qué es natural en nosotrxs?

¿LO HABÍAS PENSADO?

WAG1 club

♨️ Forma parte de WAG1 club y no te pierdas ninguna noticia ♨️