MODA y PRIDE o CÓMO FORJAR una ALIANZA POSIBLE 🏳️‍🌈

¿Es positiva la visibilzación del colectivo LGTBI+ que hace el sector fashion?

Podríamos emular la cita de Virginia Woolf al afirmar que disponer de un espacio propio para la expresión, es esencial para que una realidad se haga visible.

La moda constituye esa expresión visceral del alma, que da voz a todas las inquietudes humanas.

Acaba Junio, y el #PRIDE toma las calles. Una colorida euforia inunda la ciudad. Pero sin pensamiento crítico, responsable y coherente, esta “fiesta” pierde su sentido.

La diversidad se ha convertido en un filón que ninguna empresa quiere desaprovechar. Todos reclaman su parte. La competición para demostrar quien apoya más al colectivo empezó hace semanas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Diesel walks with you @lisbia_ #pride #loveislove

Una publicación compartida de Diesel (@diesel) el

Este año, una de las mayores sorpresas llegaba de la mano de Disney, quien no solo celebrará el #PRIDE , sino que cada vez es más inclusivo en sus producciones para cine y televisión 

La semana pasada Mastercard presentó “True Name”, un servicio especialmente pensado para las personas trans, ya que permite el cambio del nombre del titular de la tarjeta, sin necesidad de un trámite de carácter legal.

Aquellas normas vigentes en un momento concreto no siempre surgen desde la élite legisladora, sino que en ocasiones son fruto de la costumbre. Los hábitos y patrones habituales de una sociedad pueden llegar a convertirse en ley. La única diferencia es que en estos casos el cambio es de abajo hacia arriba, y no al revés, como es habitual.

A veces las leyes sí son un verdadero reflejo de las necesidades humanas.

¿Pero qué papel tiene la moda en todo esto? ¿No es acaso la moda una manifestación acorde con las inquietudes de su tiempo?

Ha sido origen de opresiones y rechazo, pero al mismo tiempo se ha desarrollado como un arte que cuestiona género y las actitudes derivadas del mismo de manera explícita.

 

Debido a esta cualidad el compromiso social del sector siempre resulta controvertido. Cada temporada son muchas las marcas que se posicionan a favor de colectivo, tiñendo sus prendas con los colores representativos del #PRIDE. Este año destacaremos a Calvin Klein, Diesel, Hunter, Balenciaga o Levi’s pasando por la “solidaridad” de Polo Ralph Lauren con “Every color tells a story”, hasta la colección “Feeling Proud” de PRIMARK. El mundo beauty no se queda atrás y nos flipa la iniciativa de NYX Cosmetics, que ha querido mostrar su apoyo a las reivindicaciones bajo lemas como Show Your Love.

¿Pero qué es valido y qué es simple pinkwashing? ¿Qué hay de esas marcas que trabajan todo el año por los derechos LGTBI +? No podemos ser indulgentes a la ligera. La mayoría de empresas no apoyan al colectivo de manera explícita a lo largo del año, por lo que no deja de resultar sospechoso, el empeño de la industria por parecer inclusiva con la llegada del 28 de junio.

No obstante, esta eclosión arcoíris hace que cada año sea más evidente el cambio que ya se viene gestando desde hace una década. Aunque aún no existe igualdad de oportunidades o derechos, la visibilización constante acaba beneficiando a la comunidad LGBTI +, normaliza nuevos cañones estéticos, sexualidades y pautas de conducta. Y la normalización es un paso necesario para esos objetivos que desde Stonewall venimos persiguiendo.

La moda no se refiere a las grandes cadenas de producción. Tampoco es moda el low cost, ni los plagios o la fabricación en serie. Hay que mirar más allá de las grandes firmas con letrero neón. Hasta atisbar el ARTE, el único arte que libera por completo nuestro espíritu. Uno en el que sobran las explicaciones, que solo requiere SER y SENTIR. Y esa es la esencia del #PRIDE. La que la moda ayuda a perpetuar.

Vivamos con ORGULLO todo el año. Y estos días, más que nunca, respetemos, seamos y dejemos SER.
¡NO TE OLVIDES DE SEGUIRNOS PARA NO PERDERTE NADA!
#WAG1MAG

Texto: Andrea Menendez

WAG1 club

♨️ Forma parte de WAG1 club y no te pierdas ninguna noticia ♨️