la importancia de los SEMÁFOROS NUTRICIONALES ¿sabes lo que es?

Ahora que todos (o casi todos) aspiramos a ser unos ‘realfooders’ y que existen incluso aplicaciones de móvil para analizar la composición de la comida, es el momento de que se ponga en marcha una nueva forma de etiquetado alimentario a nivel global.

Aquí en España el año pasado se implementó el sistema conocido como Nustriscore, que permite clasificar los productos alimenticios en cinco categorías desde el punto de vista de calidad nutricional: A, B, C, D y E (los cinco colores) representadas en forma de una cadena de círculos que van desde el tono verde oscuro al rojo (de más a menos saludable).

En Australia lleva operativo desde el año 2014 un etiquetado nutricional que califica cómo de saludables son los alimentos no por colores si no por estrellas. Cuantas más estrellas tiene una comida, mayor valor nutricional posee.

Reino Unido tiene su propio semáforo nutricional y los países escandinavos el llamado keyhole, un sello que se asigna también a los alimentos frescos que cumplen con determinados parámetros.

Al final, unos y otros sistemas pueden ayudar a elegir los mejores productos envasados, pero lo que tenemos que tener muy claro es que los alimentos más sanos son los que no llevan ninguna etiqueta. Los alimentos frescos y naturales (frutas, verduras, legumbres…) son siempre las alternativas más saludables.

Todas estas nuevas formas de etiquetado tiene un mismo objetivo: informar de manera sencilla y comprensible a los consumidores sobre la calidad nutricional de los alimentos y ayudarles a orientar su selección hacia platos más saludables.

También, importantísimo, anima a los fabricantes a mejorar la calidad nutricional de sus alimentos.

WAG1 club

♨️ Forma parte de WAG1 club y no te pierdas ninguna noticia ♨️