JADEN SMITH y el secreto de ‘SYRE’ y ‘ERYS’

Ya han pasado dos años del lanzamiento de ‘SYRE’, el debut profesional de Jaden Smith. ✨

Y es que a base de talento, mucho esfuerzo y buenas compañías, el joven de Malibú dejó de ser “El hijo de”, para afianzar su figura: Jaden Smith.

El actor y rapero presentaba, de una forma peculiarmente suya, un álbum en el que aseguraba haber pasado trabajando mucho tiempo. Con la salida de clips como ‘Watch Me’ o ‘Batman’, incluidos en el álbum, a muchos ya comenzarona a cambiarles las caras, al convertirse en testigos de algo con lo que no contaban.

El primero de los cortes es toda una declaración de intenciones. El de 21 años dejaba claro que no había entrado en la industria musical para jugar, sino que tenía mucho que ofrecer. El resultado fue un lanzamiento de 17 cortes cargado de éxitos. Pero no sólo eso, cortes como ‘Ninety’ -cerca de 8 minutos de composición musical y lírica MUY cuidada y a tener en cuenta- o ‘Icon’ hacían ver que el rap puede hacerse de otra manera. Y que no importaba si el que lo hacía no tenía más de 19 años. J. Smith entró tirando la puerta abajo, rompiendo con los tabúes y abriendo las bocas de los que ahora, perplejos, no habían dejado de abrirla para criticarle.

Y si encima artistas de la talla de A$AP Rocky, Tyler the Creator o Kid Cudi están cubriendo tus espaldas… Es porque algo estarás haciendo bien.

En 2019 hemos podido disfrutar del siguiente álbum profesional por su parte: ‘ERYS’. Y que el nombre te evoque al primer disco no es ninguna casualidad. ¿Es una segunda parte? Algo así. El álbum contiene un secreto que nos ha ayudado a entender el que guardaba el primer lanzamiento.

La historia de ‘SYRE’ y ‘ERYS’

Cuando te paras a escuchar el álbum descubres muchas cosas. Pero las primeras pistas llegan incluso antes. Echando un vistazo a ambas portadas te das cuenta de algo: Jaden parece guardar cierta obsesión con los atardeceres de Calabasas y Malibú, aunque no es para menos.

Las dos portadas guardan las mismas tonalidades de rosas y morados. Y los rótulos están compuestos con los mismos colores, aunque de forma inversa para ambos proyectos. Si sigues al rapero en redes sociales, esto es algo que no termina por sorprenderte, pues en infinidad de ocasiones puedes verle compartiendo imágenes de los esponjosos cielos rosados de su ciudad.

Escuchando a fondo los dos discos descubres de dónde llega tal obsesión. Y es que ‘SYRE’ y ‘ERYS’ no dejan de ser dos personajes creados por el propio Jaden Smith. Dos personajes totalmente opuestos, de ahí la inversión de las letras que componen sus nombres. Que por cierto, nacen del nombre completo del también actor: Jaden Christopher Syre Smith.

Todo comenzó con el nacimiento de ‘SYRE’. SYRE es un enamorado de los amaneceres. Un obseso más bien, es decir, un enamorado llevado al extremo por el camino más incorrecto de los posibles. Tal es su obsesión que es un amanecer el que acaba terminando con él. Más de una forma en la que el personaje termina perdido, más que muerto.

Syre.

Passion, Pain and Desire just like my big bro’.
What you didn’t know it’s this young kid’s been in limbo.
Since that gunshot wound on that hidden road,
Lost, broken, invisible.
But when that light gets low, he’s invincible.
So much soul that he redefined inevitable.

So it’ll never go.
So the sun never set at all instead of setting slow.
And as the legend goes Syre lived forever on.
And never and forever alone, Syre. Outro de ‘Ninety’

 

 

 

 

Aunque esta no es la única obsesión de SYRE, ni lo único que termina con él. El álbum no deja en ningún momento de guardar un doble significado enfocado en el amor. Jaden nos narra cómo logra amar, y cómo termina perdiendo. Sobre todo, tras haber sido engañado. Para muchos, Syre ha terminado por ser un icono pop con el que identificarse no resulta complicado, como ocurrió con Effy de “Skins”.

vía giphy

 

Por otro lado, tenemos a ERYS, quien parece nacer de la oscuridad de un atardecer. Un chaval que vive en Los Ángeles. En una versión algo deteriorada y distópica de Los Ángeles. No sabemos qué ha sucedido, o qué ha colocado a la ciudad en esa situación, pero la historia continúa sin partir de un inicio claro. A veces, su creador lo asocia a la atmósfera de “The Warriors”, donde las bandas corren una Nueva York plagada violencia. ERYS parece llamado a conducir un movimiento semejante, a ser un líder.

“He lost his way and found it in the dark.
(If you come close, you’ll learn we might not survive the night).
The gold and diamonds, creators of his pride,
(Don’t think, don’t act, boy, I gave you this side of life).
They warned him, «One day you might lose your spark».
(If you come close, you’ll learn we might not survive the night).
They made us walk right out of Eden’s gate.” Intro de ‘P’

En esta segunda parte del proyecto descubrimos la faceta más venenosa del amor y las relaciones interpersonales. La vulnerabilidad y el engaño. Otros cortes guardan referencias al alcohol. Aunque en su mayor medida nos valen como banda sonora para acompañar al antihéroe de Jaden Smith en una historia que nos desvela todas sus debilidades y sus anhelos.

Parece como si el final de SYRE, perdido en la oscuridad, hubiese propiciado el nacimientos de su parte más oscura. Una no necesariamente maligna, sino que tendrá que luchar por intentar cambiar el mundo.

Si lo consigue o no es algo que deberás de descubrir por ti mismo. Y es que deberías apuntarte como indispensable este lanzamiento bomba de Roc Nation, y cómo no, su hermano pequeño, que fue estrenado en el 2017. Lo que queda más que claro es que Jaden guarda mucho potencial dentro de él, y que esta historia no parece haber llegado a su final por el momento.

Disfruta de ambos álbumes a través de Spotify:

Artículo producido por WAG1 Magazine en colaboración en texto con Jon García

WAG1 club

♨️ Forma parte de WAG1 club y no te pierdas ninguna noticia ♨️