Entrevistamos a ALGARA: punk anarquista del siglo XXI

Hoy os presentamos a Algara, un conjunto musical punk de Barcelona con una propuesta muy interesante y más que necesaria en los tiempos que vivimos. 🤘🏻

Las letras de sus canciones llenas de fuerza nos hablan de lucha de clases, el orden mundial, las redes sociales y el control al que estamos sometidos en nuestro día a día. A finales del 2020, Algara sacaron su mas que recomendable disco Una Cosa Más Sin Sentido Alguno Usada Para Hacer Rico Al Mismo De Siempre. Con el sello La Vida es un Mus del y aquí os dejamos uno de sus temazos:

Hemos podido hablar con la Algara en esta entrevista en la que nos cuentan más sobre su proyecto y la sociedad actual. Fíchala, que no tiene desperdicio 💥

¿Qué es Algara? Cuál es su razón de ser y por que nuestros lectores deben conoceros?

Algara somos un conjunto musical proletario que se identifica con el anarquismo y la autonomía. Gritamos: basta de hijos de papá, basta de mierdas light, basta de perfumes, anuncios de coches y aguas minerales. Somos un grupo de punk; una respuesta a la dictadura de la estética por la estética; una reafirmación de la autogestión.

«Canciones para el proletariado del siglo XXI» ¿qué más nos podéis contar sobre este lema? ¿Cuál es vuestra razón de ser como grupo?

Desde el mundo de la política institucional, los medios de comunicación, etc. se habla de la sociedad como una realidad en las clases sociales han sido superadas. Mentira. En nuestro contexto, el nuevo proletariado europeo trabaja en oficinas, es adicto a todo tipo de productos audiovisuales y se puede permitir comprar gadgets tecnológicos mas o menos caros que le hacen sentir especial. No por ello, deja de estar menos explotado.

Nosotros cantamos para que ese becario, esa oficinista le corten la cabeza a su patrón.

¿Cómo veis la industria y el panorama musical ahora mismo? ¿Qué cambiaríais?

Como banda, nunca hemos formado parte de la industria musical. Nuestra percepción es que desde un tiempo para acá, y dejando de lado todo el tema del coronavirus, el panorama musical ha atravesado diversas crisis provocadas entre otras cosas por el consumo rápido de productos musicales. Obviamente, siempre ha existido la idea del single, pero el bombardeo actual es tal que necesitamos de algoritmos que nos procesen todo ese flujo de información. Esos mismos programas moldean nuestros gustos, ensalzan determinadas propuestas y hunden todo aquello que no genere grandes beneficios económicos.

El formato digital parece irreversible, pero las fuentes desde donde nos proveemos sí que se pueden cambiar.

Rescatáis el punk más agresivo en una primera EP que no deja indiferente a nadie, ¿qué nos podéis contar de Enamorados del Control total? ¿Alguna anécdota de la grabación?

La verdad es que no pensamos que nuestro primer EP tenga un sonido especialmente agresivo. Nos encantan CRASS, Crisis y Aviador Dro, y odiamos muy fuerte todo lo que nos controla: las cámaras del metro, la aplicación para fichar en el trabajo o las patrullas de mossos de escuadra que controlan nuestros barrios. “Enamorados del Control” es un reflejo de todo esto.

El disco tardó en salir, casi un año, y lo grabamos en La Cinètika.

Empezáis el videoclip de Expulsados con un discurso potente y sin medias tintas, en el que entre otras cosas se menciona como el sistema exprime cada gota de sudor de los artistas para luego vender el fruto de su sufrimiento. ¿Creéis que hay mucha explotación en el mundo de la cultura?

En el mundo de la cultura hay explotación y quien no quiera verlo es porque no quiere. Nosotros lo hemos vivido en primera persona currando a destajo para ETT’s como Pennywise o Galloglass, montando barras para festivales como el Sonar o el Primavera Sound o trabajando como técnicos para eventos culturales del propio ayuntamiento. Y si, no pensamos que esa explotación recaiga especialmente sobre el artista, sino más bien sobre el trabajador o trabajadora invisibilizada pero imprescindible: el controlador de accesos, el personal de limpieza, el ticketero, el hand, etc.

No más falsos autónomos, no más contratos por obra y servicio, no más sueldos de miseria y no más jornadas interminables en las que se pone en riesgo la propia integridad del trabajador.

Mencionáis también que vuestro objetivo con la música es la aniquilación total de la sociedad de clases, ¿hasta qué punto creéis que desde el arte se puede llegar a hacer un movimiento revolucionario?

No pensamos que desde el arte se pueda construir un movimiento revolucionario. Y no se trata de lo que pensemos nosotros, si no de lo que dice la propia historia. En todo caso, y para irnos a lo tangible y dejarnos de palabrería, sí que estamos convencidos que la cultura es una herramienta imprescindible para cambiar realidad. Algara tocamos para contribuir a crear un determinado estado de animo entre la sociedad que permita avanzar hacia una sociedad mejor, pero entendemos que no transformaremos esa sociedad desde la comodidad de un escenario o un videoclip.

Hay que mojarse, y mojarse quiere decir ir a parar el deshaucio de tu calle, ir a esa manifestación contra la represión o organizarse dentro de las estructuras combativas de tu población.

«Tomaréis los escenarios que hagan falta», ¿dónde os gustaría dar el primer concierto cuando la pandemia pase?

Ahora mismo, con poder tocar nos basta.

¿Qué consejo le daríais a las generaciones que están por venir?

A nuevas y viejas generaciones y recordatorio para nosotros mismos: haced las cosas por vosotros mismos y no esperéis que nadie os llame ni os ayude. Formad bandas, okupad casas y escupid a la calavera del rey.

Espacio libre para que pongáis lo que queráis

Gracias por darnos espacio en vuestra página. Abajo la moda, abajo el poder y Viva Durruti.

Gracias a Algara por acceder a la entrevista y a ti por leerla! Esperamos que te haya parecido interesante 👍🏼

WAG1 club

♨️ Forma parte de WAG1 club y no te pierdas ninguna noticia ♨️