ALEXANDER MCQUEEN planeó SUICIDARSE en su PROPIO SHOW

Alexander McQueen sigue siendo a día de hoy uno de los personajes más enigmáticos de la historia de la moda.
Un talento innegable acompañado de una actitud provocadora e irreverente marcaron la trayectoria del diseñador inglés.

Decidió dejar los estudios a los 16 años y perseguir el que era el sueño de su vida: ser diseñador. Convencido de que algún día sería conocido mundialmente, nada ni nadie consiguieron frenarle en su camino.

Tras graduarse en la prestigiosa escuela St Martins College de Londres, donde también lo hicieron diseñadores de la talla de John Galliano o Stella McCartney, el joven británico abrió su propia marca: McQueen. En 1996 sucedió a John Galliano al frente de Givenchy, marca a la que estuvo ligado hasta 2001.

Alexander McQueen nunca paso desapercibido. Su reconocible estilo, marcado por el teatralismo y la ruptura de esquemas, era motivo de discusión y debate semana tras semana. El diseñador no dudo en ningún momento en desafiar a una industria en la que el riesgo conduce en muchas ocasiones al fracaso.

Su particular manera de entender la moda estuvo marcada por ciertos acontecimientos traumáticos. Sufrió abusos sexuales cuando era niño a manos de su cuñado, algo que no se atrevió a confesar a su hermana hasta cuatro años de morir. En 2007, su íntima amiga Isabella Flow se quitó la vida. Y en febrero de 2010, murió su madre.

Es esta última pérdida la que le lleva a poner fin a su vida apenas una semana después, con apenas 40 años. Sin embargo, McQueen ya se había planteado su muerte con anterioridad. Concretamente, el diseñador había planeado su propio suicidio sobre la pasarela, al acabar uno de sus desfiles.

Así lo desvela su biografía, publicada en 2015. La revelación viene de manos del diseñador español Sebastian Pons, el cual relata una conversación que mantuvo con McQueen en 2009, un año antes de su muerte. “Cuando muestre mi última colección, me voy a matar. Voy a acabar con todo esto”.

El británico pretendía integrar su suicidio como parte del espectáculo, a modo de performance. Su idea consistía en aparecer en escena al acabar el show y pegarse un tiro en la cabeza delante de todos los allí presentes.

Pons avisó a la madre de McQueen de las intenciones de su hijo, quien semanas después intentó suicidarse por primera vez de una sobredosis. Fue finalmente en febrero de 2010 cuando puso fin a su vida, ahorcándose en su apartamento.

#WAG1MAG #FOREVERMCQUEEN

Texto: David Alarcón

WAG1 club

♨️ Forma parte de WAG1 club y no te pierdas ninguna noticia ♨️