no te puedes perder: The Young Pope

no te puedes perder: The Young Pope

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Estamos ante una de las perlas de la nueva televisión a la carta. Nadie quiere quedarse a la cola de las series y ésta guerra sana que estamos viviendo entre Netflix y HBO nos lo está demostrando. Todos se apuntan al carro, pero sería injusto meter a todo el star-system en el mismo saco en  un caso como el siguiente.
Damas y caballeros con todos ustedes Jude Law, pero no, no el mismo de “Gattaca”, “Camino a la perdición”, “A. I. Inteligencia Artificial”, “El Aviador” o la mismísima “Closer”, no. Sino un Jude Law cortado en 10 trozos de transgresión hechos capítulos. Encarna la piel de un joven papa que viene a sembrar el orden con un método divino.

En los dos primeros tercios de la temporada estamos encerrados con él en el Vaticano (recreado magistralmente a base de chroma) siendo cómplices de la fama que se está ganando éste joven papa de puertas para adentro. Digamos que no le faltan haters. Y no es de extrañar porque éste personaje sacaría lo peor de cualquiera en un encontronazo en nuestra realidad. Sin embargo esa mezcla de perversión, modernidad, sátira y un bendito sentido del humor nos encanta, detrás de la pantalla. De la misma forma que se encanta él así mismo.

En el reparto además encontramos a unos contenidos Silvio Orlando y Diane Keaton intentando contener la fuerza demoledora del nuevo pontífice. Pero la gran sorpresa viene de la nostra patria, encajando en un papel que sin duda estaba escrito para él, Javier Cámara se cuela en la serie demostrándonos que somos todos mortales. Encarna al Cardenal Gutiérrez con quien curiosamente el joven Papa hace una excepción en cuanto a relaciones personales se refiere.

A lo largo de la serie podréis ver imágenes muy potentes, con un gran valor estético pero también narrativo. Un explosión de sugerencias y referencias a la historia del arte que sólo podían venir de la mano de su director. El italiano Paolo Sorrentino, ganador del Óscar por La gran belleza, multi nominado en el Festival de Cannes, ganador del Premio de jurado por
Un lugar donde quedarse” (protagonizada por un Sean Penn irreconocible a la vez que maravilloso) y ganador de los premios al Cine Europeo con su última película “La juventud” (Michael Cane, Harvey Keitel y Jane Fonda). Todo ésto entre un aluvión de nominaciones todas merecidas. Si Sorrentino no estaba en tu top directores, empieza hoy mismo para entender quien lleva las riendas del Vaticano. Valgan las riendas como el caballo entero porque Paolo además de crear ésta ficción televisiva ha dirigido todos y cada uno de los capítulos, algo que no hemos visto mucho hasta ahora de parte de los directores de renombre, pero que seguro marcará tendencia en los próximos años.

La fotografía, a pesar de ser muy adecuada por sus connotaciones religiosas y hacer referencia descaradamente al sfumato, no termina de convencerme a nivel visual. En algunos planos esa brillantez que permanece en el blanco más que sugerir que el personaje es un santo (que también) me resulta incómoda y desvía bastante la atención del resto de elementos que forman la imagen. Por poner alguna pega.

Sin duda uno de los puntos fuertes de la serie es su temporalidad y es que éste suceso televisivo quizá no podría haberse dado algunos años atrás y mucho menos en los inicios de la televisión. A pesar de que a día de hoy todavía existe la censura en los medios, The Young Pope podría ser esa primera piedra. Solo falta que sea ese primer terremoto en su segunda temporada y que continúe hasta explotarnos la cabeza a base de hostias consagradas.

 

El que está libre de pecado que vea el primer capítulo.
#WAG1MAG
Like
Like Love Haha Wow Sad Angry