SI piensas que SABES de SEXO, igual NO SABES cómo DISFRUTARLO

samantha-impressed-wag1mag

Queridos: Nos hemos desatado.

Hoy venimos más desenfrenados que nunca, y es que queremos hablar de sexo, de todas esas dudas que surgen en los momentos más incómodos, inesperados y sudorosos.

  • Facebook
  • Twitter

¿Es sana esta obsesión “coitocentrista” que nos hemos creado los jóvenes? ¿Tiene tanta importancia la penetración como pensamos? ¿Cómo podemos introducir la masturbación y el autodescubrimiento en nuestras relaciones en pareja?

Con la ayuda de Laura, una artista madrileña muy almodovariana (@AruaVue) y su Q&A sobre sexualidad, vamos a resolver (o al menos intentarlo, que por nosotros no quede) las preguntas más comunes que los mortales tenemos acerca de penes, vaginas, sexo oral, anal, vaginal, tántrico, e incluso de situaciones a las que todos los que nos hemos visto envueltos en una experiencia sexual nos han ocurrido.

Una de las dudas más recurrentes surge por el miedo a una relación sexual primeriza cuando ya has pasado el adolescente umbral de los 18: “Soy virgen a los 22” es una premisa que parece dramática en una sociedad en la que se nos convierte en objetos sexuales desde que somos terriblemente jóvenes, pero ¿es esto realmente importante? ¿afecta en algo a nuestra primera relación sexual? Realmente no. El interés sexual se nos despierta a cada uno igual que cualquier otro instinto, y de hecho tiene mucho que ver con las relaciones que mantenemos: “El error que la mayoría de personas cometen, es empezar a mantener relaciones sexuales sin tener realmente deseo por ello. Esto ocasiona primeras veces desagradables y experiencias negativas hasta que lo hacen realmente queriendo. No todas las personas son alosexuales (es decir, sienten deseo sexual) o no lo son en tan altos grados de deseo.”

  • Facebook
  • Twitter

¿Y si una vez que conseguimos establecernos en el mundo del sexo queremos innovar en nuestras relaciones?

Muchas parejas aterrizan en el árido campo de la rutina cuando nos referimos al sexo, pero que no cunda el pánico: hay miles de posibilidades para disfrutar de él al alcance de nuestra mano (nunca mejor dicho)

Desde probar en lugares diferentes a nuestra cómoda cama hasta repartir nuestras fantasías sexuales según el día de la semana, Laura no nos deja indiferentes y nos da varias opciones para plantear a nuestra pareja, follamigo, amigo con derechos o a quien te apetezca meter en tu cama esta noche: “Éstas pueden ser con roles de sumisión y dominación, utilizando objetos como cuerdas o lazos 🎀 para atar las extremidades, antifaces para taparos los ojos; hielos, velas o aceites especiales para generar frío o calor amplificando las sensaciones, acompañaros de juguetes sexuales… ¿Os habéis planteado hacer un trío? A mucha gente le asusta por el estigma que rodea a las relaciones sexuales de más de dos personas, pero puede resultar una experiencia muy interesante y divertida.”

Si os faltan opciones, podéis adentraros en el mundo del sexo anal, tan apasionante como los demás, aunque el más temido. Lo primero, y como en las recetas de cocina, es probarlo uno mismo. Después, y no menos importante, es cuidar de nuestra higiene y no tener miedo a explorar aquella zona. Por último, la guinda del pastel: compartidlo con el prójimo; aunque al principio tengamos miedo y nos encontremos con sensaciones raras, con paciencia todo se consigue y podéis adentraros en un mundo de fantasía sin daros cuenta. Aún así y en el caso de que no sea lo vuestro, no problem, porque quizá vuestra pareja tenga más ideas o pueda ayudaros a quitaros el miedo a lo desconocido.

  • Facebook
  • Twitter

A modo de tip sexual es necesario que tengamos en cuenta que la penetración no es el principio ni el final de una relación sexual, y que la base en sí de esto es el placer y la conexión mental y física, así que, si no te sientes cómod@ en ese momento como para practicarla, tranquil@, hay miles de maneras para llegar al orgasmo y a la satisfacción mutua sin tener que pasar por la penetración.

Siguiendo en la línea de la innovación, el sexo tántrico 💥 es un terreno todavía por descubrir para los que se quedan en la postura del misionero, pero para eso estamos nosotros.

La base de esta práctica es enfatizar las sensaciones, superando toda barrera que puede limitarnos a la hora de sentir en el sexo: el control de la respiración, la conexión sensorial con la otra persona, dejar a un lado los genitales y el propio orgasmo, son premisas que nos conducirán a un nivel superior, lo que Laura considera un ejercicio para ampliar el conocimiento sobre uno mismo y nuestras capacidades sensoriales, sin seguir sus normas a rajatabla y acomodando estas prácticas a nuestro día a día y a lo que nos apetezca en ese momento, porque lo importante, niños, es disfrutar.

Moviéndonos hacia otro aspecto, es allí donde encontramos dudas sobre el orgasmo💦 en sí: cómo se llega, por qué no llegamos, por qué mi pareja se corre antes que yo, qué debo hacer para que se corra… Un océano de preguntas sin respuesta y de sexo que parece quedarse inacabado.

  • Facebook
  • Twitter

Es entonces cuando entendemos que cada persona es un mundo y que realmente no existe un método infalible para hacer que tu pareja se derrita solo con tocarla: cada uno tenemos un mecanismo diferente, y el orgasmo o la eyaculación deberían ser aspectos que, aunque importantes, deben pasar a ser parte del juego que el sexo conlleva. La frustración porque nuestra pareja no llegue al orgasmo es algo normal y corriente, pero se puede deber a muchos aspectos que no tienen que ver con nosotros: el ambiente, el lugar, el momento, la situación física y mental de esa persona… Al fin y al cabo, cuando nos vemos envueltos en el sexo seguimos siendo nosotros mismos y podemos no estar 100% disfrutando si algo nos ocupa la mente.

Así que si tu pareja o tu no-pareja no llega al orgasmo o eres tú mismo quien no consigue llegar al nirvana 🕉, tranquilo, no se acaba el mundo. Puedes optar por introducir juguetes sexuales, nuevas posturas o técnicas como las que os comentamos antes e incluso introducir a una nueva persona en vuestras relaciones, todo vale mientras estéis de acuerdo los dos.

Si todo esto no os es suficiente, debéis tener en cuenta que la comunicación con el otro es necesaria y evidente, y aprender del otro es la base si queréis compartir vuestra sexualidad y disfrutar del sexo.

  • Facebook
  • Twitter

Pero si aun así no llegáis al quid de la cuestión, os damos un consejo: disfrutad primero de vosotros mismos, exploraos y no tengáis miedo a la masturbación y al placer solitario, porque chicos, el sexo es humanidad y la humanidad es sexo, y estamos aquí gracias a él.

¿Os hemos despertado dudas?
Podéis dirigiros al Q&A de Laura y desatar vuestra mente y vuestras preguntas

#WAG1MAG
¡Síguenos en nuestras redes!
FACEBOOK | INSTAGRAM | TWITTER | YOUTUBE
5 I like it
0 I don't like it

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies