enserio: ¿por qué nos seguimos llamando putas?😡

kim-kardashian-desnuda

“Esta tía es una puta, se tiró a dos de mis amigos este año” o “es que está metida todo el día en Tinder, es más puta y no nace” o frases del mismo tipo con diferentes palabras indicando lo mismo; que al parecer tener sexo con alguien nos sigue convirtiendo en personas presos de nuestros instintos básicos, en resquicios sociales o en la mal usada palabra #puta, y es que hacer alusión a una de las profesiones más antiguas del mundo para denominar la libertad y madurez para tener sexo con quien queramos, como queramos y cuando nosotros queramos parece algo del siglo pasado, sin embargo sigue siendo, nos guste o no, el pan de cada día.🙅🏻 enserio: ¿Por qué nos seguimos llamando putas?😡

No hace falta más que ver las opiniones en redes sociales de la gente cuando hace unas semanas en un apartamento en París la celebrity más querida, odiada, y que más veces ha sido llamada “puta” de la red fue víctima de un violento robo. / montaje o no /. Al contrario de lo esperado ante una situación así – mensajes de apoyo y ánimo – muchas personas se atrevieron a decir -”Deberían haberla violado para que dejara de ser tan puta”, “Es que siendo tan puta es normal que la roben y violen”…. entre otras tantas que como diría Carrie, me hicieron pensar: ¿Qué cojones nos pasa en la cabeza?

Parece que a día de hoy sigue siendo un pecado ser una mujer o un hombre homosexual, que disfruta de su sexualidad, de sus relaciones y de hacer las cosas como le dé la gana, acaso hay algo de malo en quedar por Tinder un día y acabar echando un polvo, acaso de verdad nos creemos eso de que si nos entregamos en un primer momento nadie va a querer algo enserio con nosotros, o que es mejor hacerse de rogar para que no te dejen. Si de verdad algo así sigue pasando por nuestras cabezas deberíamos de replantearnos las situaciones. No pasa nada por no tener sexo en la primera cita, o por tenerlo en la décima, o por enamorarnos perdidamente aunque parezca imposible,  pero la decisión debería ser de cada uno y no ser una respuesta justificada en el miedo a que la sociedad nos llame putas, zorras y guarras.

No pasa nada por tener el mismo novio durante 10 años ni por tener uno cada 5 meses (aunque esto puede llegar a demostrar que tienes un complejo de Peter Pan digno de estudio) o por solos tener “amigos especiales”, pero las decisiones deberían ser nuestras y no porque la celebrity de turno ponga en @Twitter que Taylor Swift es una zorra que vive de sus ex o que Kim Kardashian (la cual sigue sin aparecer en @instagram desde hace 3 semanas)es un mal ejemplo (que ya que la nombramos tanto hay que decir que su carta que llamaba al respeto entre mejores es de lo mejor que ha hecho con su fama) o para ir a ejemplos más cercanos, los comentarios en los vídeos de La Zowie o Chanel o los de algunas y algunos que critican a @MariaPombo por… ¿estar buena? bueno y también por superar su ruptura. Tan rápido se nos ha olvidado el caso de Tiziana Cantone, la mujer italiana que no solo tuvo que soportar que su ex filtrara sus vídeos en internet si no que además tuvo que lidiar con una sociedad que al contrario de defenderla (no por ser llamada “puta” si no por la violación a su privacidad) la criticó, apaleo y destruyó, una sociedad que la obligaba a pagar 20.000€ por los beneficios que habían ganado las webs a cuenta de sus vídeos, a cambio de borrarlos, una sociedad que desde la comodidad de sus casas se mofó de ella y que consiguió el final más triste para una historia así.

De verdad ¿por qué  coño nos llamamos putas?

crdewkqwcaaaq9q
  • Facebook
  • Twitter

El único mal ejemplo es que nos dan las sociedades machistas, las mujeres machistas y los hombres machistas. Y es que seamos realistas he escuchado a muchas más mujeres llamar “putas” a otras, que chicos refiriéndose a una mujer como una “puta” y quizás sólo hablo desde mi experiencia pero creo que lo que realmente nos debería dar miedo es que nos llamen “#Rajoy” que nos llamen “#DonaldTrump” o que nos llamen “#Putin” pero sí vivir nuestra vida y lo que pasa en nuestras camas nos va a convertir en “@Putas” pues será mejor hacerlo a vivir con miedo.

Más respeto y menos miedo, menos “putas” y mas ”te quiero”. Pero sobre todo más educación y mucho más dejar de tildarlos de cosas, dejar de ponernos etiquetas peyorativas y más empezar a entender que somos dueños de nuestra vida, de nuestros cuerpo, de nuestras decisiones, y sobre todo más respeto a nosotros mismos y a los otros y como diría Kim “es el 2016. Ya basta de hacer que las mujeres de avergüencen de sus cuerpos o de tildarlas de zor**s, es suficiente. No voy a vivir mi vida según los problemas que tenga alguien con mi sexualidad. Vive y deja vivir.”

 

#WAG1MAG

#ALLTHEDEMONSONMYBED

6 I like it
0 I don't like it

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies