¿por qué la chica de la limpieza cobra más que yo?🐰

zanahoria (1)
Hace unos días paseando por la red social del pajarito, leí un tuit en el que un copy a.k.a redactor publicitario, lanzaba esta pregunta al aire. Yo la pillé al vuelo y voy a utilizar este artículo como pista de aterrizaje.
Las reglas estaban claras: pórtate bien, saca buenas notas y podrás trabajar en una profesión de prestigio en la que ganarás mucho dinero. Todo esto se cumple hasta que toca cobrar y al hacer el balance entre esfuerzo y recompensa, te das cuenta de que la cosa está descompensada. De forma general, seguro que me olvido alguno, hay ciertos factores que influyen en cuánto se cobra en un empleo. Cabe aclarar que aquí vamos a generalizar y no hablaremos de funcionarios, empresas públicas, enchufes… etc. (Me encanta el “etc” lo pones cuando no se te ocurren más elementos en una enumeración y quedas como un señor).
  • Facebook
  • Twitter
El primer factor es el valor que generas es decir, Cristiano Ronaldo gana mucho más dinero que cualquier jugador de baloncesto de la ACB, porque genera mucha más audiencia y por lo tanto muchos más ingresos. No es el deporte que practica, sino su público, ya que si lo comparamos con la NBA los números se van igualando.
Por esta misma razón, el departamento comercial de cualquier empresa suele tener un sueldo superior, y mucho más si van a comisión. El por qué es fácil. En un mercado en el que hay muchas marcas del mismo producto y muchas de ellas sin diferencias notables, conseguir venderlo es casi más complicado que crearlo.
Esto nos lleva directamente al segundo factor, la oferta y la demanda. El precio de esas sneakers de edición limitada que tanto te gustan es muy alto porque hay pocas unidades y mucha gente que las quiere comprar. En España con los puestos de trabajo ocurre lo mismo, hay pocas vacantes en esa agencia de publicidad tan molona en la que quieres trabajar y miles de estudiantes que salen cada año de la carrera queriendo entrar ahí. Por lo tanto el salario baja, eso sin entrar a hablar de los becarios.
  • Facebook
  • Twitter
Y por último, el prestigio. En mi opinión, aquí es donde está la gran trampa. Tradicionalmente se ha asociado a ciertos puestos de trabajo un mayor prestigio y por lo tanto una mayor remuneración: ingenieros, abogados, arquitectos… y con el paso de los años el prestigio se ha heredado pero el sueldo no. Mucha gente ha estudiado una carrera con vistas al sueldo y paradójicamente, esto ha hecho que los sueldos bajen. Aún así el prestigio ha permanecido y nuestra mamá está mucho más orgullosa de decir que hemos estudiado derecho y estamos buscando trabajo o que trabajamos de abogado (omitiendo el sueldo) a decir que limpiamos oficinas o trabajamos como reponedores del mercadona. Claro que los mejores abogados, ingenieros, arquitectos y publicistas se acaban colocando y ganando un buen sueldo (mayor cuanto más meritocrática sea la empresa) pero es un porcentaje pequeño.
La mayoría de jóvenes que han seguido las reglas se encuentran atrapados en ese prestigio heredado y acepta ganar menos dinero, echar más horas y tener más dolores de cabeza porque prefiere decir que es publicista a señor o señora de la limpieza. Alguno dirá que es lo que le gusta y por eso quiere dedicarse a ello pero, sincerémonos, si mañana te tocase la lotería ¿irías a trabajar? Si la respuesta es sí, eres la excepción. Y aquí hemos venido a generalizar.
.
  • Facebook
  • Twitter

También están los que confían en que las cosas van a ir a mejor a medio plazo y los sueldos y condiciones mejorarán con el tiempo. Personalmente creo que la burbuja inmobiliaria fue un espejismo y tras ella, queda la realidad de la economía española: un país que precisa muchos más camareros que ingenieros.

 

#WAG1MAG

2 I like it
1 I don't like it

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies