¿generación milenial o generación frustrada?

Gossip Girl (1)

Somos los hijos de las deudas, de los desalojos, de las imposibilidades en el estudio, del descrédito de la política. Nos han enseñado en la educación infantil, primaria y secundaria un futuro idílico, marcado por la posibilidad ser quienes queramos ser sin más necesidad de la voluntad que haya en nosotros mismos. Nos han mentido descaradamente: nadie nos ha dicho que íbamos a sufrir tanto por no conseguir nuestras metas.

La generación milenial somos nosotros, nacidos del fruto de la desolación de las políticas económicas y guerras cruentas que han pasado por nuestras retinas a través de las pantallas. Nuestros padres fueron la televisión e Internet. Nuestro modelo de educación, el american high school. Nuestros amigos, aquellos con quienes estamos etiquetados en las #redes sociales.

Nunca llegaremos a ser lo que queramos, no tenemos la fuerza física ni la inquietud suficiente como para aguantar tantos años de estudio. Compañeros nuestros han vencido: no han podido estudiar un máster por dinero, no han querido aguantar estudiando siete años seguidos para tener un futuro incierto. Quienes resistimos es por pura inercia.

Skins x wag1mag
  • Facebook
  • Twitter

Buscamos querer ser alguien con un título universitario y anhelamos un sueldo correspondiente. Pero aceptamos que nuestro futuro está en los pisos de alquiler con sueldos de 900 euros. No es vida, hay quien ha desistido y se ha vuelto a casa con sus padres, a retomar antiguas amistades, antiguas aficiones, antiguas tradiciones.

Nos sentimos desencantados, desilusionados, desarraigados. Y parece que a la sociedad no le importa dónde nos encontramos. Tenemos la sensación de que moriremos sin haber puesto nuestro granito de arena entre la sociedad. Los besos y los abrazos virtuales no nos llenan de felicidad.

gifff
  • Facebook
  • Twitter

Solo luchamos por la fama, por la gloria, por el dinero, por la casa grande, por la familia con hijos. Además, nos bombardean para que consumamos, pero no tenemos medios para ello. Esta es la educación que nos ha sido legada y no pretendemos cambiarla, al menos de momento.

Somos débiles y niños mimados: lo tenemos todo ante nosotros. Cada posibilidad real está a nuestro alcance, pero somos incapaces de llegar a ella. Nos han dicho que nuestros estudios valen como moneda de cambio en las clases sociales. Y aquí estamos, viendo el tiempo pasar ante nuestros ojos sin saber muy bien a dónde nos dirigimos.

 TEXTO: OLAYA MALLADA

3 I like it
0 I don't like it

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies