si fueras un condenado a muerte ¿cuál sería tu última cena? 🍔

si fueras un condenado a muerte ¿cuál sería tu última cena? 🍔

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

¿Qué eligen de última cena los condenados a muerte?

El otro día estando de fiesta al salir del bar, muriendo de hambre como todo juerguista, nos hicimos la pregunta de ¿Qué sería lo primero que comerías ahora? ¿o mejor dicho lo último y único? Divagando sobre si pizza, pasta, burrito o hamburguesa pensamos en la última cena de los presos.
En Estados Unidos 📍 donde existe aún la pena de muerte, los condenados tienen como principal derecho solicitar, una última cena.  Pero, ojo, tienen algunas limitaciones como: No pueden beber alcohol, los alimentos que soliciten se puedan adquirir cerca de la prisión y no sean caros. La cena más popular (teniendo en cuenta que es en América) es una hamburguesa🍔 con queso y patatas fritas. 🍟 aunque también carne, el pollo frito🍗 y los helados son muy populares en este ranking 🍨.

Investigando con ello nos hemos encontrado con Henry Hargreaves  y con James Reynold, dos populares fotógrafos que han realizado fotografías a las diferentes últimas cenas de presos.

 

Ronnie Lee Gardner, 49 años de edad, condenado a pena de muerte por robo en varias casas y 2 cargos por asesinato. Fusilado en el año 2010 en Utah. En su última cena tomó cola de langosta, filete, pastel de manzana y helado de vainilla. Mientras comía, estuvo viendo la trilogía de El Señor de los Anillos.
Teresa Lewis, de 41 años, condenada por asesinato y robo. La inyección letal. Piernas de pollo frito, guisantes con mantequilla, pastel de manzana y una lata de Dr Pepper.
Ángel Nieves Díaz, de 55 años de edad, secuestro, asesinato y robo a mano armada. La inyección letal. Se negó a comer
Ricky Ray Rector de 42 años, condenado a muerte por 2 cargos por asesinato y ejecutado con inyección letal en 1992 en Arkansas. Su cena fue un filete, pollo frito, zumo Kool-Aid de cereza y de postre pastel de nueces. El pastel de nueces se lo reservó “para más tarde”, según le comunicó al guardia que le acompañaba.
Lewis Gilbert fue declarado culpable del asesinato de un guardia de seguridad y dos ancianos. Fue condenado a muerte y le dieron un cóctel letal de drogas en la Penitenciaria del Estado de Oklahoma en el año 2003. La última cena fueron 2 tarrinas de helado de vainilla de esta marca y algunos cucuruchos.
Timothy McVeigh, 33 años y  168 cargos de asesinato.Murió por la inyección letal. Su última cena fueron Dos copas de helado de menta con chocolate.
Allen Lee Davis  de 54 años, condenado por robo y 3 cargos de asesinato a la silla eléctrica en Florida, en el año 1999. Su última cena fue: Langosta, patatas fritas, camarones fritos, almejas fritas y 2 rodajas de pan de ajo.

Sin duda son las de que vas a ver ahora, las que nos han parecido más curiosas.

Ultima cena de Gary Mark Gilmore. James Reynolds Gary Mark Gilmore cometió varios robos y dos asesinatos en Utah. Su caso ganó repercusión internacional por haber pedido, el mismo, la pena de muerte. Fue fusilado en la Prisión Estatal de Utah, en 1977. La cena que pidió, la noche antes de su muerte a los 36 años, consistía en seis huevos duros, pan y café. Sólo se bebió el café.
James Hudson asesinó a una pareja de 64 años de edad con una escopeta, con el antecedente además de haber disparado al hermano de uno de ellos con el mismo arma dos años antes. Condenado a muerte, fue ejecutado en el Centro Correccional Greensville de Virginia, en el año 2004. Como última cena pidió una galleta cream cracker y seis Coca Colas.
Jackie Barron Wilson, fue declarado culpable por violar y asesinar a una niña de cinco años de edad, fue condenado a muerte y ejecutado con inyección letal en la Penitenciaria del Estado de Texas, en el año 2006. Su última cena fue una cebolla cruda, 2 coca colas y un paquete de chicles.
Victor Feguer, culpable de asesinato en Iowa en el año 1963, fue condenado a muerte por ese cargo. Como última cena pidió una simple aceituna.

A veces, los condenados piden otras cosas como último deseo, por ejemplo una cajetilla de tabaco,

Eddie Lee Mays fue condenado a muerte por robo y asesinato y ejecutado en la silla eléctrica en el Correccional de Sing Sing de Nueva York, en 1963, a los 34 años de edad. Como último deseo rechazó la cena y pidió un paquete de cigarrillos Pall Mall y una caja de cerillas.

¿Elegirías alguna de estas cenas? ¿cual sería tu última cena? 
¿por cual te decantarías?

Fotos y descripciones de foto:
Vía  Henry Hargreaves  y James Reynold,

#WAG1MAG

¡Síguenos en nuestras redes!
FACEBOOK | INSTAGRAM | TWITTER | YOUTUBE

 

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry